La educación en Panamá

El absentismo escolar

Desde hace años, escuelas, grupos docentes y asociaciones educativas piden una mejora del sistema educativo en Panamá. Un plan de acción para luchar principalmente contra el absentismo escolar y aumentar los años de la enseñanza obligatoria.

Actualmente, la educación en Panamá es obligatoria hasta los 12 años; es decir, hasta el primer año de secundaria. El nivel de absentismo suele ser alto durante esta edad. La situación económica muchas veces, obliga a las familias a que sus hijos empiecen a trabajar a edades muy tempranas. Situación que suele ponerles en una encrucijada. En las escuelas públicas además, el sistema educativo está más centrado en la enseñanza de las humanidades. Y en estos últimos años, en la enseñanza del inglés. Las ciencias o la tecnología, tampoco llegan a ser asignaturas que tengan una importante carga lectiva. A ello, se suma el hecho de que la metodología de enseñanza suele ser bastante tradicional. Muchos de los niños que tienen una alta tasa de absentismo, no logran superar los exámenes para entrar en secundaria, (otro de los motivos por los que abandonan).

Diferencias entre las educación pública y la privada

Además, existe una clara diferencia entre la educación pública y privada. La educación privada (a la que no todos pueden acceder) suele obtener mejores resultados, no solo a nivel de calidad de la enseñanza, sino también, presenta un nivel más bajo de absentismo y de abandono escolar. La probabilidad por tanto de llegar hasta la universidad, es más alta entre los estudiantes de la enseñanza privada que entre los estudiantes de la pública. Esta diferencias, de cierto modo, perpetúan la estratificación social, pues no garantiza el «futuro profesional» de los estudiantes de la pública frente a los de la privada.

Las diferencias regionales también es otro de los problemas que el Ministerio de Educación debe abordar. Hoy por hoy,  ya empiezan a plantear algunos nuevos cambios para establecer un plan de acción. En primer lugar, han decidido aumentar la edad de educación obligatoria gratuita hasta los 14 años. En segundo lugar, pretenden establecer otras prioridades relacionadas con: el sistema de evaluación, gestión púbica y descentralización; la capacitación centrada en la cualificación docente; actualización de programas de salud pública, higiene laboral, salud física, mental y social (entre estudiantes, docentes y personal administrativo)… Aspectos que necesitan ser mejorados y que desde el Ministerio de Educación acaban de establecer como objetivos a alcanzar en un plazo de tres años.

Desde aquí, queremos desear todo lo mejor a muchos de los docentes, padres y asociaciones que sabemos, luchan día a día por dignificar el trabajo que se realiza en la escuela pública, fomentando la asistencia a clase y la formación de sus estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *